Si decide añadir fondos a su cuenta con una tarjeta de crédito o su cartera electrónica de Skrill, el depósito mínimo es igual al importe de inversión mínima, que es de 10 euros.